castaña.jpg

Agricultores de El Carmen en el centro mundial de la producción y comercialización de castañas

 

Doce agricultores de El Carmen realizaron una gira técnica a Italia, donde visitaron experiencias productivas y comerciales de la comuna de Viterbo, en la región de El Lacio.

El acompañamiento institucional del Indap a los castañeros recorre todas las etapas “hasta llegar al final del camino”, señaló el Director Regional, Andrés Castillo.

El propósito de la gira fue fortalecer y ampliar la mirada de la producción de castañas en la comuna de El Carmen, aseguró Roberto Parra, jefe de la oficina de área del Indap en esa localidad e integrante de la gira. “La motivación fue conocer y difundir los procesos y avances en la cosecha, selección y comercialización de castañas, en específico de la variedad marrón –con la que se elabora el famoso postre marrón glacé-“.

La gira contempló la visita de diversas empresas en las que tuvieron acceso al procesamiento de la fruta y a conocer, tanto la calidad requerida para ser comercializada, como la importancia que se otorga a la denominación de origen. “Es el caso de la comuna de Caprarola donde esta fruta destaca por la calidad de su tamaño y dulzor, debido a lo cual tiene una alta demanda en el mercado”, señaló Parra. También estuvieron en Mastrogregori SAS, empresa que trabaja con los mayores volúmenes de castañas “donde pudimos ver el procesamiento completo de las frutas y sus líneas de selección y embalaje”.

Llamó la atención de los agricultores carmelinos la empresa familiar Il Marrone Sri. “donde pudimos apreciar cómo al ubicar un nicho de mercado se puede especializar la producción de pequeños agricultores ante un mercado selecto de consumidores, para lo cual es necesario lograr una condición y calidad única de castaños, lo que puede dar excelentes rentabilidades”, manifestó el profesional del Indap. También despertó el interés de los visitantes Agrícola Vico, empresa familiar asociada con pequeños productores, que ha mantenido la tradición del cultivo de castañas por más de 300 años, haciéndose vigente a través de la innovación en la cosecha mecanizada y adaptando las nuevas formas y tecnologías de producción para obtener un producto de calidad y uniforme.

 

Ejemplos a seguir

Particular experiencia para los agricultores ñublensinos fue tomar contacto con una pequeña cooperativa de productores agrícolas de Viterbo donde supieron de sus comienzos, los esfuerzos y la fidelidad de los socios, todo lo cual hizo que hoy en día cuenten con una planta de procesamiento de castaños, calibrando y exportando en forma conjunta. Para los agricultores fue lo más provechoso debido a que se vieron reflejados, tanto en la geografía, clima y condiciones de suelo del lugar, muy similar a los de El Carmen. En Viterbo la delegación fue recibida por el alcalde, también productor de castañas y avellano europeo.

Para Aliro Lagos, presidente de la Agrupación de Castañeros de El Carmen – creada hace ocho años y que cuenta con 77 integrantes- afirmó: “Para nosotros ha sido muy importante conocer otras realidades y personas, y tecnologías que podemos traer a Chile y nos pueden servir de mucho”. Según el dirigente, las condiciones que hay en Chile para el marrón son mejores que las de Italia “ya que estamos libres de plagas por lo que podríamos llegar a cualquier mercado extranjero”. Entre los resultados más sobresalientes de la gira “fue haber conocido una cooperativa de pequeños productores que funcionan en base a la confianza, a la lealtad, por lo que creo que tenemos el desafío de integrarnos en una cooperativa y poder agregar valor al producto”, señaló Lagos.

 

Investigación e innovación

También integró la delegación el investigador de Inia Quilamapu, Pablo Grau, que en 1995 introdujo la especie castaño marrón, que produce frutas de calidad apetecidas en los mercados mundiales. “Es impresionante el aporte y lo que significa para los pequeños productores el haber estado en el epicentro de la producción de castañas en el mundo. Fue importante ver la forma en que se maneja, la cantidad de plantas procesadoras, y una de las cosas más significativas fue conocer las cooperativas de pequeños productores, el mejor sistema para este tipo de producción, porque es la manera de hacer eficiente el uso de maquinaria, equipamiento, procesos, cosecha. Nuestros agricultores quedaron muy motivados y al regreso hicimos un pacto de honor: tratar de formar una cooperativa de productores de castañas”. Grau dio a conocer que hay más superficie de castaño marrón que castaño tradicional en Chile y que de las más de mil hectáreas existentes un 70 por ciento están en la comuna de El Carmen.

María José Etchegaray, directora ejecutiva de la Fundación de Innovación Agraria, afirmó que la castaña marrón es un rubro que presenta alta potencialidad para Chile y, en particular, para el territorio Laja Diguillín. “Sin embargo, hay varias brechas en relación al potencial que puedan expresar, desafíos desde la parte productiva hasta la comercialización, agregación de valor, y en la medida en que se mejoren y manejen esas brechas podría tener muchos mejores resultados para los productores y también para las economía locales donde se generan dinámicas muy interesante para el territorio. Etchegaray presentó ante los productores de castañas en el Carmen el “Estudio del potencial de desarrollo tecnológico, productivo y comercial de la producción de castañas en Chile, con énfasis en el territorio de Laja Diguillín, Región del Bío Bío”

 

El sostén institucional

El Director Regional del Indap de la Región del Biobío, que la incursión tecnológica de los castañeros de El Carmen en el viejo continente obedece a una planificación estratégica y una metodología de trabajo “que hemos estado usando también en otros rubros, como es acompañar a los agricultores en todas las etapas de desarrollo de una línea productiva, desde la asistencia técnica, el financiamiento a través de incentivos del gobierno, créditos y el acompañamiento en temas de comercialización. Una de las cosas que hemos hecho con los agricultores es, para cada rubro ir al final del camino. Lo hicimos con los viñateros cuando visitaron el sur de Francia, para conocer donde está la creme de la creme de la producción de vinos, y eso es conocer el final del camino. Hay un compromiso de nuestro Director Nacional de acompañar este proceso, y dentro de las etapas del rubro castañas el final del camino era Italia, donde la elaboración de productos asociados a la fruta es de la mejor forma”.

La gira, denominada por los agricultores Todos por Chile, fue posible gracias al trabajo conjunto de Fia, Corfo, Inia e Indap y al apoyo de Marcello Mariani, profesional italiano del rubro, quien realizó los contactos y construyó los itinerarios.

 

Fuente: Chillán on line