Tras el gabinete regional de los lunes, el intendente Martín Arrau y el seremi de Gobierno, Renán Cabezas sostuvieron reuniones con cada uno de los Gobernadores de las tres provincias del territorio por separado.


El objetivo, según explicó el seremi Renán Cabezas fue “coordinar acciones en conjunto, fijar los lineamientos de trabajo por parte del Intendente e identificar las necesidades de cada provincia”.


La idea es establecer un cronograma de trabajo de corto plazo que esté en sintonía con el plan regional de inversiones y de la mano con la labor de los gobiernos comunales.


En esta línea la Gobernadora de Diguillín, Paola Becker señaló que “se analizaron los diagnósticos y las proyecciones a nivel de planificación provincial. Revisamos comuna por comuna donde repasamos las priorizaciones que también hemos trabajado durante este tiempo”.


Para el Gobernador de Punilla, Cristóbal Martínez, se abordaron temáticas importantes “como por ejemplo paso fronterizo, conectividad, agua potable y nuestros adultos mayores”.


A su vez, la Gobernadora de Itata, Rossana Yáñez explicó que para su territorio se analizaron problemáticas relacionadas con salud, adultos mayores y APR.


“Hemos tratado de ir jerarquizando cuales son los temas de mayor interés de la ciudadanía según lo que hemos visto en nuestros recorridos, en terreno y nos hemos dado cuenta que hay muchas necesidades por algo somos Zona de Oportunidades y hay que hacer una buena identificación para poder aprovechar la asignación de recursos y que no se nos vayan fondos por no ser capaces de presentar proyectos. Uno de los polos más importantes que vamos a potenciar es el turismo”, señaló Yáñez.