DECLARACION DE LA CORPORACIÓN EDUCACIONAL DARÍO SALAS A LA COMUNIDAD

La Corporación Educacional Darío Salas se referirá a la inaceptable agresión de que fue víctima un Profesional de la Educación del Colegio Polivalente Darío Salas de Chillán, por parte de un alumno del mismo establecimiento y con motivo del desempeño de su labor docente.

Al respecto cabe aclarar que los hechos se desencadenaron cuando un alumno de octavo básico, que no pertenecía al curso del profesor, ingresó abruptamente a la sala donde el maestro desarrollaba su clase para buscar a un amigo, generando que el profesor lo condujera fuera de la sala, haciéndole notar lo improcedente de su accionar, continuando enseguida su clase.

Así, una vez terminada la clase, el profesor salió del aula y recibió un sorpresivo golpe de puño proveniente del citado alumno, quien lo esperaba, acompañado de, a lo menos un compañero, quien se encontraba filmando lo que habría de ocurrir. Enseguida el propio agresor viralizó el video que daba cuenta de su “hazaña”.

 

Lo anterior dio lugar a la inmediata aplicación del protocolo contenido en el Reglamento de Convivencia del Colegio, por parte de los estamentos directivos del plantel, procediéndose a una rápida averiguación de los hechos mediante entrevista al agresor, acompañado de su apoderada a los testigos presenciales y la recopilación de los elementos necesarios para reconstruir lo ocurrido, buscando la verdad sin indefensión.

Como consecuencia de ello, y acorde con el Reglamento, se resolvió la caducidad de la matrícula del alumno a partir del año 2019 y su separación inmediata del establecimiento, mediante la aplicación de instrumentos de evaluación diferenciada que permiten la terminación de su año escolar sin concurrir al establecimiento, lo cual fue acordado con el alumno y su madre y apoderada.

La Corporación tiene la convicción que a la familia corresponde el principal rol formador, siendo el Colegio un ente de apoyo de gran importancia, pero no principal.

El impacto que ésta agresión ha producido a nivel nacional es una señal de aviso de la urgente necesidad de enfrentar con todos los elementos posibles esta realidad, de manera que, junto con actuar con prudente energía, la Corporación se encuentra reforzando el seguimiento a las situaciones de alumnos en condiciones de vulnerabilidad que requieren los apoyos inmediatos.

En Chile pensamos que los problemas se solucionan solo con leyes, en circunstancias que tales mandatos legislativos no tendrán efecto si los estamentos sociales, los esfuerzos, los parámetros formativos y la voluntad de los actores no van en la misma dirección.

Marcelo Maureira Aliaga.

Magíster en Educación