Pasado las 8 de la mañana, y con presencia del alcalde de Pinto Manuel Guzmán, Serviu Ñuble y la Gobernadora de Diguillín Paola Becker, autoridades y profesionales se coordinaron en terreno y levantaron información de las tres familias afectadas por un lamentable incendio ocurrido la mañana del martes en la comuna precordillera, en el cual, dos de las tras viviendas siniestradas resultaron con pérdida total.

Las mencionadas autoridades, comprometieron ayudas inmediatas, dentro de las que destacan apoyo Municipal con maquinarias para retiro de escombros, y gestión de parte de Dideco. Del mismo modo, Serviu Ñuble precisó que “se hace todo lo posible para encontrar una solución rápida, una recuperación, y nueva implementación de construcción de sus viviendas”, comentó Roxana Nuñez, jefa de Siac Oirs de dicha entidad, la que específicamente gestionará subsidio de construcción en sitio propio regular, y un subsidio dirigido, tras el complimiento específico de requisitos de los distintos afectados.

“Nos constituimos en la Villa Padre Hurtado de Pinto junto a funcionarios del Serivu Ñuble y el alcalde Manuel Guzmán, para visitar a las familias que sufrieron un incendio la mañana del martes, con dos casas con perdida total, y una con gran parte de su vivienda dañada. Buscamos soluciones complementarias de asignaciones de viviendas en el corto y mediano plazo. Se tomó contacto con los asistentes sociales para los trámites de rigor, y entrar a las debidas postulaciones iniciando el año 2019, información entregada a los vecinos, y a la que se hará le debido seguimiento desde la Municipalidad de Pinto, junto con el acompañamiento a estas familias”, explayó la primera autoridad provincial, quien agradeció el trabajo de los voluntarios de Bomberos, los que evitaron que el fuego se propagara aún más.

Por su parte el alcalde Manuel Guzmán, junto con valorar el que los vecinos hayan salido ilesos del incendio, reiteró el compromiso logístico y profesional del municipio, además de destacar la rápida coordinación, primero vía telefónica el día del siniestro, así como también la posterior constitución en el lugar.

“Agradecer a las instituciones que nos acompañan; Gobernación de Diguillín y Servou Ñuble, por esta desgracia que nos tocó muy fuerte para tres familias de Pinto, gente de esfuerzo, gente humilde y sencilla. Pero lo bueno es que estamos muy contentos por la reacción inmediata, lo que hay que valorar y destacar, además de lo importante que es que las familias cumplan los perfiles para poder asistirlos”, mencionó el jefe comunal.

Finalmente Jaqueline Lagos, cuya casa sufrió el impacto de las llamas, tuvo palabras de agradecimiento por la presencia y el compromiso de las autoridades.

“Gracias al Serviu, la Gobernadora y al alcalde de Pinto por habernos prestado ayuda después de la catástrofe que vivimos acá en nuestra villa Padre Hurtado (…) hemos tenido mucho apoyo la verdad de parte de todos”, fueron parte de las escuetas palabras, de quien aún se encuentra impactada por el daño en su vivienda y la de sus vecinos.