Este martes 26 de junio, el senador Felipe Harboe sostuvo una reunión con el presidente de la Junta de Vecinos de Las Trancas, José Muñoz, para discutir la forma de solucionar una serie de problemas que aquejan al sector, específicamente en torno a proyectos de agua potable, seguridad y caminos secundarios en mal estado.

En este sentido, se planteó el evidente retraso que ha sufrido el arreglo de dichos caminos, los cuales debían iniciarse en mayo y hasta la fecha no ha habido avances, lo cual se transforma en un peligro latente, dado que éstos figuran como una alternativa importante en caso de eventuales evacuaciones.

Según lo expuesto por el senador Harboe, los vecinos reclamaron que el Intendente se comprometió a dictar un decreto de emergencia, gracias al cual se permitiría obtener fondos para arreglar las vías, por lo que el senador se contactó con la Intendencia, quienes negaron esta posibilidad.

“El Intendente me dijo que no iba a decretar emergencia, por tanto tendremos que hacer gestiones con la Dirección Nacional de Vialidad, para ver si podemos hacer algo al respecto”, apuntó el parlamentario PPD.

“Si la Unión Comunal de Junta de Vecinos señala que están preocupados porque los caminos secundarios, donde están señaladas las rutas de evacuación, no están en buenas condiciones, es un problema. Si a eso le sumamos que el único carro de Bomberos no tiene tracción en las cuatro ruedas, se acabó. Los Bomberos no tienen cómo llegar”, enfatizó Harboe.

Proyectos atrasados

Por otro lado, se planteó el atraso del proyecto de alarmas (sirenas) para Pinto, el cual fue presentado el año pasado a la municipalidad y, pese a ello, no ha tenido avances. “Haremos un grupo de trabajo y veremos directamente con la Subsecretaría de Prevención del Delito la forma de  ayudar en algo, pero evidentemente hay un problema con la gestión municipal. Es lo que los vecinos reclaman y hay que hacerse cargo”, puntualizó el legislador.

Sin embargo,el problema más delicado refiere al proyecto de agua potable para el sector. “Iba todo sobre ruedas hasta que un ex director de obras mandó una carta diciendo que no podían financiar el proyecto, porque esto era zona urbana”, señaló el senador Harboe, indicando que las quejas van en dirección a la falta de proactividad desde la municipalidad para solucionar el problema.