Construir un nuevo ordenamiento que nazca desde la propia realidad de la comuna, con el objetivo de que ésta se constituya en un pilar de la gestión de promoción de los derechos de los niños, niñas y adolescentes, es la mirada de la Oficina Protección Derechos de Infancia y Adolescencia (OPD) del Municipio de Chillán.

Con el apoyo de la Universidad del Bío Bío (UBB) Campus La Castilla, a través de su Programa de Extensión Relevante, la OPD chillaneja, así como de otras 17 comunas de la Región de Ñuble, se encuentran en proceso de elaboración de su Política Local de Infancia y Adolescencia (PLIA).

Carmen Gloria Jarpa, jefa alterna del proyecto ejecutado por la UBB, manifestó que si bien existe una política nacional que fija los lineamientos de cómo se debe abordar la protección de los menores y garantizar su pleno desarrollo, advirtió sobre la necesidad de establecer esquemas propios creados desde las zonas o áreas geográficas donde ellos se desenvuelven.

La coordinadora de la OPD Chillán, Tamara Valdebenito, comentó que la incorporación de la academia en la construcción de las PLIA nació desde las mismas OPDs ñublensinas. La profesional destacó el aporte fundamental que está entregando de manera voluntaria y gratuita  la Casa de Estudios y adelantó que la capital regional debería contar con su ordenamiento propio en poco más de un año.

Valdebenito explicó que el trabajo con la UBB tendrá una duración de dos años y agregó que actualmente se está terminando la primera fase del proyecto, que en rigor se trata de un proceso formativo.

En ese contexto, la UBB realizó ayer martes una conferencia magistral denominada: “El Enfoque de Derechos en la Formulación de Políticas Locales de Infancia y Adolescencia y en los procesos de Acompañamiento Familiar con base Comunitaria”, instancia que buscó aportar a las OPDs de la región una visión de cómo se debe trabajar desde la visión de los derechos y cómo debe materializarse.

“Esta instancia nos sirvió para conocer claramente qué es lo que falta en definitiva para poder construir una política que tenga un piso bien cimentado y también para poder hacer una reflexión y sensibilización necesaria en cuanto al enfoque de derechos porque tenemos que partir de la base que estamos hablando de derechos humanos(…). Con esta primera conferencia que habla del enfoque de derechos en la construcción de políticas públicas, pasaremos después a una fase de construcción y posterior implementación de este ordenamiento, por lo tanto ya estaríamos hablando de este tipo de política en nuestra comuna a fines del próximo año”, sentenció Tamara Valdebenito.

La conferencista invitada, Andrea Iglesis, quien es Coordinadora del Área de Gestión del Conocimiento de la Asociación Chilena Pro Naciones Unidas (ACHNU), resaltó el nivel de reflexión de los representantes de las OPDs que asistieron a la reunión y enfatizó que existe responsabilidad de actuación personal en ellos. La profesional recalcó los pasos que se vienen dando a nivel local con la PLIA.

“Me siento bastante motivada y creo que esto tiene que ser una experiencia que debe visibilizarse a nivel nacional, porque claramente lo que necesita el sistema de protección en Chile es que tenga pertinencia territorial y que éste sea construido a partir de los actores con una clara participación de los niños y niñas. La experiencia que se está desarrollando en la nueva Región de Ñuble podría inspirar los vacíos que aún se perciben en la propuesta de mejora del sistema, que es precisamente que esto se pueda construir a escala humana, que pueda responder a las personas, a las diferentes realidades, pero que cuente con el piso y las condiciones necesarias para que tenga el peso y para poder actuar”, sostuvo la experta Andrea Iglesis.