Nueve viviendas de la comuna en las que habitan personas con discapacidad, han sido mejoradas en sus accesos y ambientes interiores gracias a la Municipalidad de Chillán, a través de la Oficina de Discapacidad de la Dirección de Desarrollo Comunitario (Dideco).

 

Desde el año 2016 que el subprograma “Adecuación de viviendas para personas en situación de discapacidad”, viene realizando los trabajos de acondicionamiento, los cuales garantizan el libre desplazamiento al interior de ella a quienes tienen limitaciones físicas.

 

Rampas, ensanche de puertas e instalación de barras de seguridad, son parte de las intervenciones realizadas en las propiedades mediante recursos municipales y gestionados por la Oficina de Discapacidad.

 

La encargada del despacho edil, María Alicia Arriagada, explicó que este año serán cuatro las familias beneficiadas con mejoras en sus casas; de esta manera, se completarán 13 propiedades habilitadas a las necesidades especiales de quienes las habitan.

 

“El subprograma tiene como fin hacer adecuaciones menores dentro de la vivienda, de modo que quede funcional para las personas con discapacidad, atendiendo al diseño universal, que significa que todos los habitantes de la familia puedan usar todos los espacios”, comentó.

 

La funcionaria edil aclaró que la selección de los beneficiados se da dependiendo de las necesidades de los usuarios detectadas por la oficina, diagnóstico que posteriormente es complementado por un profesional del área de la construcción, quien realiza un informe con los aspectos técnicos referidos a lo que se deberá realizar.

 

María Alicia Arriagada señaló que la inversión en el acondicionamiento de una propiedad es de $1 millón como promedio, monto que resulta ser un aporte fundamental para el diario vivir de las personas con limitaciones físicas, ya que cuando los ambientes del hogar no tienen acceso universal afecta su estadía.