A través de un Proyecto de Resolución, que fue apoyado por otros parlamentarios de la bancada UDI, el diputado Gustavo Sanhueza solicitó formalmente al Ejecutivo modificar el Código Orgánico de Tribunales, a fin de que la Corte de Apelaciones de Ñuble aumente su dotación de funcionarios para el trabajo permanente de dos salas.

La iniciativa establece el aumento de tres Ministros, dos Relatores y un digitador, sin considerar un nuevo espacio físico, el que ya estaría asegurado con la infraestructura actual.

“La estructura de la nueva Región de Ñuble no ha contemplado las necesidades en esta materia de un poder autónomo, que requiere atender el aumento creciente de las causas judiciales. Solo en 2017 ingresaron a la Corte de Apelaciones de Chillán 3.091 causas, cifra 41% superior a Iquique y 24% más alta que en el caso de Copiapó, por citar algunos ejemplos”, sostuvo Sanhueza.

El diputado plantea en el Proyecto de Resolución que prontamente se promulgará la ley que aumenta el número de jueces para los tribunales de competencia común de Bulnes y Yungay, cambio que aumentará la resolutividad de las causas y, proporcionalmente, tendrá una incidencia similar en la vista de causas por parte de la Corte de Apelaciones de Chillán.

“Junto al senador Víctor Pérez, nos reuniremos la próxima semana con el presidente de la Corte Suprema, Haroldo Brito, ya que si bien este cambio de dotación de la jurisdicción local es iniciativa legal del Ministerio de Justicia, es importante que el máximo tribunal del país apoye esta medida para que la Corte local pueda desarrollar sus funciones de manera razonable en el nuevo contexto regional”, sentenció.