Ante el lento flujo que se produce en el cruce de Paul Harris con Avenida Vicente Méndez por los trabajos de mejoramiento vial en ese sector, el municipio sigue gestionando acciones que, sumadas a las medidas implementadas en el plan de señalización de las obras, permitan facilitar el desplazamiento vehicular.

La municipalidad reitera que se trata de un proyecto de complejidad, no de una rotonda, pero en el que se ha tratado de aminorar el impacto para los usuarios que transitan por esas vías. De todas formas, el tránsito en el cruce siempre se mantendrá operativo, tanto para los accesos de Paul Harris como de Vicente Méndez.

Las medidas a implementar son parte del plan de señalización contemplado en la licitación de las obras ejecutada por Ingeniería y Construcción Santa Sofía Ltda., junto con ajustes asociados como reubicación de paradero del sector y ajustes en los tiempos del semáforo. Además, se ha gestionado con Carabineros la presencia en terreno de sus funcionarios de manera que su colaboración ayude a facilitar los desplazamientos en la zona intervenida.

Cabe señalar que las medidas asociadas a señalización y ajustes en los tiempos de semáforos ya han sido ejecutadas, encontrándose en fase de seguimiento.

En el periodo de ejecución de obras y particularmente en horarios punta se generan algunos inconvenientes, por lo que se sugiere salir con anticipación de sus viviendas. Sin embargo, una vez finalizadas, los beneficios abarcarán un vasto sector de la zona nororiente de la ciudad, facilitando los desplazamientos de peatones y disminuyendo los tiempos de viaje en vehículos motorizados.

Es importante recordar que dados los niveles de complejidad y los montos involucrados, los mejoramientos de las intersecciones complejas en las avenidas Argentina con Collín,  Argentina con Ecuador, Collín con Pedro Aguirre Cerda y la actual en Vicente Méndez con Paul Harris se abordaron como proyectos individuales.

A la fecha sólo se encontraba pendiente la materialización del mejoramiento de este último tramo, debido a demoras con las expropiaciones y algunas precisiones para poder intervenir el Canal de Luz.

La ejecución del mejoramiento de estas intersecciones ha sido abordada por la Municipalidad de Chillán y financiadas con recursos del FNDR.

¿Qué beneficios traerá? Una vez finalizados los trabajos, la zona intervenida presentará pavimentos nuevos que permitirán mejorar el tránsito peatonal y vehicular. También contará con un proyecto de iluminación, de paisajismo, ensanchamientos de las accesos sur-oriente-poniente de la intersección junto con la implementación del primer semáforo inteligente de la Región de Ñuble (modalidad full actuado), cuya duración de las fases (tiempos de verdes y rojos) irán variando en función de los flujos vehiculares que circulan por los accesos, lo que se mide utilizando sensores que irán registrando los flujos vehiculares y las longitudes de colas. Esto permitirá gestionar de mejor manera los flujos que circulan por este cruce, minimizando los “tiempos muertos”, lo que es especialmente importante para dinamizar la intersección.

Como complemento la UOCT Ñuble ha contratado la elaboración de un proyecto de comunicaciones, usando tecnología  inalámbrica, que permitirá integrar esta intersección y las existentes en Avenida Vicente Méndez al SCAT Ñuble, el que debiera encontrarse terminado a fines de año y que una vez implementado permitirá coordinar los semáforos entre ellos y mejorar la gestión integral de esta avenida.