“No se puede discriminar a una cooperativa porque recibió financiamiento de la administración anterior”

El senador Felipe Harboe y representantes de la Cooperativa Vitivinícola Cerro Negro, de la comuna de Quillón, sostuvieron una reunión en la cual se planteó la problemática que atraviesa esta última, al no verse consideradas por la actual administración, reflejado en que no se ha materializado ningún tipo de ayuda en pos del cooperativismo en la zona ni se les ha incluido en las reuniones con otras vitivinícolas, teniendo incluso que ejercer presión externa para poder formar parte de éstas.  

 

El presidente de la cooperativa, Juan Carlos Lagos, apuntó a que “no hemos sido considerados en este Gobierno. Nos han dejado de lado en las reuniones. En el último encuentro con el Ministro, tuvimos que hacer presión para que nuestras autoridades nos invitaran”.

 

En este punto, Lagos indicó que fue el propio ministro Walker quien señaló al cooperativismo y a la asociatividad como la solución para los pequeños productores vitivinícolas. “Pero, lamentablemente, eso no ha bajado a los servicios del agro en la región, ya sea en recursos o en disposición. Esto nos preocupa tanto como el precio del kilo de uva, que este año será bajo. El nulo apoyo en la región nos preocupa mucho, por eso estamos acá”.

 

Por su parte, el senador Felipe Harboe expresó que efectivamente la asociatividad configura una ayuda para disminuir el nivel de rezago existente en el Valle del Itata, indicando que a través del aumento en la capacidad de negociación a través de cooperativas, se podrán alcanzar mejores condiciones de venta y exportación.

 

En esta línea, el parlamentario PPD informó que el día de mañana sostendrá una reunión con el intendente, Martín Arrau, para solicitar la incorporación de una política de fomento a la asociatividad en el Plan Ñuble. “Esto es muy importante, si no, no vamos a salir de la condición de rezago. Tenemos cerca de cinco mil productores, pero su capacidad individual es muy baja, por lo que se requiere de un poder negociador, que pasa por la asociatividad”, expresó.

 

Valor agregado

En otro aspecto, Juan Carlos Lagos indicó que como cooperativa se restarían de las protestas enfocadas en la colusión de las grandes viñas, indicando que existen otros aspectos que afectan a los pequeños viticultores que no han sido tratados, como es el apoyo al cooperativismo, el cual ayudaría a los viñateros a sacar un valor agregado a la producción. “La solución no es vender uva”, expresó el presidente de Cerro Negro.

“Actualmente, tenemos una bodega financiada en el gobierno anterior, que tiene la capacidad técnica para producir un vino de carácter exportable. Nosotros nos preguntamos dónde está ProChile, para poder enfocarnos en lo que queremos hacer, no hemos tenido reuniones con ellos y las hemos pedido”, denunció, apuntando a que la única forma que tienen para iniciar el proceso de exportación es a través de este organismo, que no les ha entregado respuestas.

“Esperamos que el Seremi, luego de esta protesta, nos llame a una reunión y empecemos a trabajar de verdad para el sector vitivinícola”,

rodrigo villanueva