En la Escuela “Puerta de la Cordillera”,  ubicada  en el sector urbano  de la comuna de Pinto, se  llevó a cabo esta jornada  el cierre del Programa  “Centros para Niños con Cuidadores Principales Temporeros”,  (CNCPT)  iniciativa  que bajo la coordinación del  Ministerio de Desarrollo Social, la participación del Instituto Nacional de Deportes (IND)   y  JUNAEB, benefició a un total de  800 niños y niñas de la región cuyos padres realizan labores de temporada.

Durante una  simbólica ceremonia, que contó con la presencia de la seremi Doris Osses, el alcalde Manuel Guzmán, concejales,  encargados comunales del Programa  y  familiares, los 60 niños beneficiados  en la  comuna, recibieron  de manos de las autoridades presentes un diploma de reconocimiento a su participación.

“Agradecemos a los profesores, al profesor Arán,  al profesor Felipe y a la tía Anto,  que siempre están pendientes de nosotros,  ya sea estando tristes o felices,  porque siempre son un apoyo. Agradecemos también por  nuestras salidas al río,  a  la piscina, por las completadas,  choripanadas…  en fin , hicimos tantas cosas  que  no nos dimos cuenta de cómo pasaron los 20 días”, fueron  parte de los agradecimientos  enunciados por  las alumnas  Katherine Vielma  y María Isabel Palma,  durante la ceremonia.

Tras una serie de números artísticos interpretados por los propios alumnos, la Seremi  Doris Osses, expresó  que  “hoy  hemos podido  nutrirnos de lo que piensan las mamás y  papás temporeros  que  han podido trabajar tranquilos este tiempo porque saben  que sus niños están bien cuidados. Ellos han manifestado  que este es un excelente programa  impulsado por el Presidente Sebastián Piñera y han manifestado sus deseos de que perdure en el tiempo y  el próximo año. No hay que olvidar que  lo más importante es tener a las familias contentas y tranquilas  sobre todo en Ñuble donde tanto se necesita para sacar adelante la región”, expresó.

Por su parte, el alcalde Manuel  Guzmán  expresó  su alegría frente al éxito con que fue desarrollado el Programa en la comuna.  “Esto  sin duda nos retroalimenta;  es un bellísimo programa que iniciamos el 14 de enero y que finalizaremos  en Quillón con un día de camping en el Complejo Acuático Antú  donde esperamos que todo siga saliendo como hoy”, manifestó.

El  edil también abordó la necesidad de contar con una mayor cobertura de alumnos  en el sector rural de la comuna. “Tenemos el sector  de Recinto, sector alto,  donde hay muchos niños  que queremos integrar próximamente y esperamos que  con el apoyo de nuestra Seremi va a ser factible.  Este es un programa abierto donde  la gente participa con mucho cariño y donde los padres tienen la tranquilidad de que sus hijos están en muy buenas manos con tremendos profesionales”, apuntó

Para Berta Conejeros, vecina  del sector rural  “Las Vertientes”, el Programa ha significado una ayuda concreta en tiempos que ella debe salir a trabajar  “Mi hijo ya lleva cuatro años asistiendo a la escuela de verano   y para  mí ha sido una gran ayuda porque  yo trabajo. Este año  se incorporó mi sobrina y a ella le encantó,  con decir  que ponían el despertador  bien temprano para asistir,  además, los profesores y  los tíos son  un siete”, comentó.   Eliana Cerda del sector urbano de Pinto, manifestó, por su parte, que  el Programa  “es algo  muy bueno para las mamás  que trabajamos porque los niños  están todo el día,  salen, los sacan a pasear y después llegan a la casa cansadísimos  a puro acostarse”, expresó.

La jornada de cierre del Programa Centros para Niños con Cuidadores Principales Temporeros en el Complejo Acuático Antú reunirá este miércoles a 120 niños que integran las Escuelas de Verano de las comunas de Pemuco y Pinto.