La seremi de Salud, Marta Bravo, en conjunto con la gobernadora de Diguillín, Paola Becker, realizaron un llamado a prevenir intoxicaciones y enfermedades transmitidas por alimentos, en el marco de la campaña “Por un Verano más Sano” impulsada por el Ministerio de Salud.

Ambas autoridades realizaron un recorrido por las marisquerías y cocinerías de la Plaza Sargento Aldea entregando además información a locatarios y consumidores respecto a los otros alcances que incluye la iniciativa: consumo de mariscos cocidos y prevención del Hantavirus, enfermedad que este año registra dos casos en Ñuble - con una víctima fatal - con posible contagio en camping no autorizado de Yungay.

“Para prevenir el Hanta hay que optar por campings habilitados, limpios y libres de matorrales y pastizales, guardar alimentos en envases resistentes con tapa, y caminar por senderos habilitados. Además, hay que usar carpas con piso, cierre y sin agujeros”, explicó Bravo, agregando que en zonas rurales, es indispensable mantener los exteriores de las viviendas libres de maleza y basura, y ventilar por 30 minutos los lugares cerrados por un período prolongado.

Por su parte, la gobernadora Becker, instó a evitar adquirir mariscos en lugares no autorizados, y mantenerlos refrigerados. “En el caso de los alimentos, es posible evitar enfermedades, si adoptamos las medidas correctas tales como lavar siempre frutas y verduras, o hervir los mariscos durante 5 minutos antes de consumirlos”, afirmó, junto con valorar el desarrollo de la campaña del Minsal, la cual también ha sido difundida en Itata y Punilla.