Artista chillaneja trotamundos rinde homenaje a Chile en Madrid

Marjolaine del Pino Villegas es una diseñadora gráfica y artista visual de gran nivel, chillaneja que ha echado a andar por el mundo desde hace 23 años y que ha llegado a recorrer nada menos que 60 países. Residiendo en Madrid desde hace poco más de dos años y medio, ahora rinde homenaje a Chile en una exposición colectiva que se presenta hasta el 19 de marzo nada menos que en la Galería de Arte Ulmacarisa, en el corazón de la capital española.

Hija de profesores normalistas, es la del medio de tres hermanas. Dotada de enormes condiciones creativas, estudió diseño gráfico en el DUOC de Concepción. De inmediato inició su actividad profesional en Santiago, pero algo le atraía desde lejos. Ese deseo de aventura la llevó a viajar, a conocer mundo, a estudiar a la diversidad y a pintarla.

“Salí de Chile el año 96 para probar suerte, sentí que quería explorar otra cosa, otras fronteras… a través de una amiga me fui a Luxemburgo (sola)….allá cambió todo desde el primer segundo que puse un pie en Europa.

Aunque estaba feliz me encontré perdida y desfocalizada, como pollo en corral.

ajeno,  sin embargo no desesperé. Después del primer año ya me situé, conocí gente, elegí a mis amigos y me enfoque en trabajar en la gráfica, que era lo mío. Sin embargo entré en la decoración de interiores con un artista que me enseño todo lo que sé. Decorábamos interiores con temas a través de la pintura temática decorativa…fue un periodo de aprendizaje de todo índole muy bonito e interesante. Después de eso me dedique profesionalmente a la pintura”

Su espíritu inconformista y aventurero la llevó a viajar, a viajar mucho por diversos rincones del mundo. Y en algunos de ellos, recaló por más tiempo, atraída por la calidad y calidez de la gente:

“He visitado más de 60 países. Amo viajar, explorar y aprender de no importa donde, cada país tiene su gracia, ninguno es mejor que otro, para mi cada país es diferente…cada uno tiene su cultura y algo que ofrecer. En otros he vivido por algunos años, esto me ha dado la oportunidad de explorarlo más a fondo, de escarbarlo, de estudiarlo y observarlo para poder pintarlo. Viví en Malasia casi 8 años, en Tailandia 3 años, en India 4 años y ahora hace 2 ½ año vivo en Madrid. Entre medio siempre vuelvo a Luxemburgo que es mi país de adopción, es mi segunda patria, es donde vivo realmente, es mi cable a tierra…”

rodrigo villanueva