Cesfam Violeta Parra recibió la certificación de Reacreditación en Calidad

El centro de salud alcanzó un 98% de cumplimiento en la evaluación, lo que da cuenta que el establecimiento sigue los protocolos de seguridad y calidad en áreas claves de atención de los usuarios.

Con alegría los funcionarios y funcionarias del Centro de Salud Familiar Violeta Parra recibieron de manos de la Agente Regional de la Superintendencia de Salud, Paola Arriagada Delgado, la certificación y placa de Reacreditación en Calidad y Seguridad del Paciente.

La certificación fue otorgada por la Superintendencia de Salud, luego de un exigente proceso en el cual, el recinto demostró que las actividades y prestaciones que allí se brindan cuentan con estándares y protocolos que garantizan la calidad y seguridad de la atención.

Durante la ceremonia, la Agente Regional de la Superintendencia de Salud, Paola Arriagada, se refirió a la importancia de esta medida como una forma de avanzar en equidad y destacó el porcentaje de cumplimiento alcanzado por los funcionarios que reflejó el compromiso y responsabilidad con la salud de los usuarios.

Por su parte, la Subdirectora de Recursos Físicos y Financieros, Jannet Viveros Figueroa, valoró el esfuerzo de todos los trabajadores que revisaron y mejoraron sus acciones de trabajo, lo que permitió “eliminar aquello que no aportaba en términos de calidad y consolidar las buenas prácticas como un estilo de hacer las cosas. Con esta reacreditación, el Cesfam continuará reduciendo los riesgos e incrementando la seguridad de las prestaciones que se brindan a las personas”.

 

En la oportunidad, fueron reconocidos más de 40 funcionarios y funcionarias del Establecimiento y de la red asistencial que contribuyeron activamente durante el proceso de reacreditación. Respecto a esto, la Directora del Cesfam Violeta Parra, Dra. Nancy Jara Jara, agradeció la entrega de los equipos, ya que permitió mantener la certificación obtenida el 2015 y renovar el compromiso con la salud de los usuarios.

 

La reacreditación tiene una vigencia de tres años. Una vez transcurrido ese período, el Cesfam Violeta Parra deberá someterse a un nuevo proceso de evaluación para certificar la seguridad y calidad de sus prestaciones.

 

rodrigo villanueva