SAG instala confusores sexuales contra Polilla del racimo de la vid en zonas urbanas de la Región de Ñuble

El Servicio Agrícola y Ganadero comenzó la instalación de emisores de confusión sexual contra la Polilla de la vid (Lobesia botrana) en zonas residenciales de seis comunas de la Región de Ñuble, iniciando las actividades de control urbano de la plaga para evitar que se propague a los huertos frutales, en especial de arándanos.

Como parte de su apuesta por el desarrollo de la Región de Ñuble como importante productora y exportadora hortofrutícola del país, el SAG tiene como meta erradicar esta plaga que ataca los viñedos haciendo disminuir sus rendimientos, pero que también puede afectar negativamente la imagen de Chile como productor de uva de mesa y vino, así como país exportador de productos frutícolas.

“Nuestro propósito es proteger, en especial, a la producción y exportación de arándanos, un frutal que cada día es más importante en Ñuble”, sostuvo el Director Regional del SAG, Eduardo Jeria, al visitar Villa Ilusión de Talquipén, uno de los sectores donde se está realizando el control urbano de la plaga.

La técnica de confusión sexual consiste en saturar el ambiente con feromonas sintéticas que atraen y confunden al macho, impidiendo el apareamiento, con lo que se evita la reproducción de esta polilla.

El SAG instalará 116.000 emisores en zonas urbanas de las comunas de San Carlos, Ñiquén, San Nicolás, Coihueco, Pinto, Portezuelo y San Ignacio, totalizando 232 hectáreas de patios y arbolado urbano cerca de áreas productivas, para evitar la infestación de la plaga.

Es muy importante la colaboración de la ciudadanía en este proceso, permitiendo el acceso a sus domicilios al personal del SAG y evitando la manipulación de los confusores, los que no son tóxicos ni provocan problemas a la salud de las personas, animales, abejas, enemigos naturales y/o insectos benéficos.

Germán Encina