A medida que las progenitoras envejecen, las posibilidades de alguna enfermedad o contratiempo van en aumento.

Las chilenas de más de 35 años se embarazan cinco veces más que hace cuatro décadas. Si bien la medicina está en condiciones de enfrentar los riesgos de las mujeres que postergan su maternidad, éstos siguen existiendo y aumentan a medida que las progenitoras envejecen.

La estadística dice que hoy el 25% de la población de mujeres chilenas se embaraza después de los 35 años, mientras que en los años setentas este grupo alcanzaba solo un cinco por ciento. “Desde el punto de vista práctico uno ve habitualmente mujeres de 40 años embarazadas, lo que antes era rarísimo. Ahora llegan con embarazos por primera vez, o porque cambiaron de pareja. Eso ha ido siendo una cosa mucho más común”, explicó el doctor Mauro Parra, director del Departamento de Ginecología y Obstetricia del Hospital Clínico de la Universidad de Chile.

Para el especialista, las mujeres de mayor de edad deben saber antes de embarazarse “que están expuestas mayores riesgospero eso no implica que se aconseje que no lo hagan”.

“Las mujeres van progresivamente aumentando los riesgos asociados al embarazo, desde los 15 años hasta los 45 años, que es el último momento en que se pueden embarazar porque ya prácticamente no hay óvulos”, indicó.

 

¿Cuáles son los riesgos?

Los óvulos se van alterando a medida que va aumentando la edad. Entonces, el principal problema que tienen las mujeres de mayor edad es tener niños con alteraciones cromosómicas, como el Síndrome de Down.

Asimismo, estas mujeres tienen más probabilidad de desarrollar enfermedades propias del embarazo como es la hipertensión del embarazo (preclamsia), diabetes gestacional y concomitantes como diabetes mellitus, hipertensión crónica, insuficiencias renales, las trombofilias, y síndromes de fosfolipido.

A mayor edad, los riesgos van aumentado"Una mujer de 20 años tiene una probabilidad de tener un niño con enfermedades cromosómicas de 1 en mil. Una mujer de 40 años tiene una probabilidad de 1 en 80. Aumenta diez veces el riesgo, y eso sucede en casi todas las condiciones", expresó Parra.

Para evitar este tipo de alteraciones, el doctor recomienda tomar ácido fólico para poder evitar las malformaciones asociadas con el déficit de dicho elemento, como es la espina bífida, o la anencefalia, que es cuando hay ausencia de los huesos del cráneo. Además las mujeres tienen que embarazarse con pesos ideales porque el sobrepeso y la obesidad afecta el embarazo en todas sus condiciones patológicas. 

¿Es más riesgoso tener el primer hijo después de los 40 años, que tener un segundo o tercer hijo después de esa edad?

En estricto rigor, el primer embarazo siempre es más riesgoso. Entonces, para una mujer mayor desde el punto de vista estadístico, hay un riesgo un poco mayor.