En calidad de Recomendación Favorable para financiamiento con recursos regionales quedó el proyecto de diseño del puente y la pavimentación de calzadas en el costado poniente de la Avenida Brasil.

La iniciativa gestionada por la Secretaría de Planificación (Secpla) del municipio chillanejo considera un costo de más de $53 millones para el estudio que determinará la construcción de la infraestructura, la pavimentación de los tramos entre la calle Cocharcas y la Avenida La Castilla, además de la prolongación de la ciclovía diseñada para ese sector.

En la actualidad, la Avenida Brasil es una de las cuatro arterias de doble vía más importante de la ciudad de Chillán, la que pierde su continuidad en las dos pistas ponientes en dirección hacia la Avenida La Castilla por la falta de un puente sobre el Estero Las Toscas.

El alcalde Sergio Zarzar destacó que la futura construcción de esta nueva infraestructura vial mejorará la circulación de los vehículos que se dirigen hacia el sector surponiente de la ciudad, principalmente el acceso al Campus La Castilla de la Universidad del Bío-Bío y la circulación en general de ese sector residencial y destinado a servicios.

“Vamos a seguir gestionando los recursos para su financiamiento y así materializar y ejecutar el último de los grandes puentes que hacían falta en la ciudad”, destacó la autoridad comunal por la futura obra que será un complemento de los trabajos del Colector de aguas lluvias y el revestimiento en concreto del estero en ese tramo.

En efecto, durante la actual administración se han construido los puentes ubicados en el casco histórico de Chillán los que han sido financiados con recursos regionales. El primero fue el acondicionamiento y construcción del puente del Camino a San Bernardo (hacia la Población Bonilla), con un costo total de $577.956.000. Luego, el 30 de junio de 2014 entró en funcionamiento el Puente Purén, sobre el Estero Las Toscas, por $466.541.000.

El de mayor envergadura inaugurado en diciembre de 2015 fue el Puente de Libertad Oriente, en la confluencia con calle Francisco Ramírez, cuyas obras contaron con un presupuesto de $1.049 millones. Posteriormente fue puesto en servicio el 24 de junio de 2016, el Puente Isabel Riquelme con una inversión de $531.360.932, obra vial que reemplazó al puente dañado estructuralmente por el Terremoto del 27/F.

La última estructura en inaugurar fue el puente Yerbas Buenas, el 3 de julio del año pasado, con una inversión de $422.369.290.