Lo que comenzó como un bello gesto de un hombre en situación de calle hacia una mujer cuyo automóvil se quedó sin bencina, terminó convirtiéndose en una batalla legal que está lejos de terminar.

Johnny Bobbitt es un veterano de guerra que pedía dinero en Filadelfia, Estados Unidos, y que en octubre de 2017 se hizo famoso luego de ayudar a Kate McClure, quien tuvo problemas con su vehículo en la carretera interestatal.

En aquella oportunidad, el hombre le aconsejó a la conductora que se quedara al interior del auto mientras él iría a comprar bencina con los últimos 20 dólares (13 mil pesos) que le quedaban a la estación de servicio más cercana.

McClure quedó tan conmovida con el gesto, que comenzó una campaña a través del sitio GoFundMe para recaudar fondos y así ayudar al hombre.

Si bien en un comienzo la meta era de 10 mil dólares (6 millones 500 mil pesos chilenos), la historia se viralizó a tal punto que finalmente se reunieron 400 mil dólares (262 millones de pesos).

La mujer detalló que con el monto se le pagaría el arriendo de un departamento durante seis meses, se le compraría una camioneta y además mantendría un fondo de ahorro.

No obstante, transcurridos algunos meses del hecho, la historia ha dado un inesperado giro.

De acuerdo a un reportaje del periódico local The Philadelphia Inquirer, el hombre tuvo un nuevo hogar, aunque no en un departamento precisamente: se fue a vivir a una casa rodante en el estacionamiento del hogar de Kate y su pareja, Marcos D’Amico.

En tanto, en vez de recibir una Ford Ranger de 1999 como originalmente se había estipulado, le hicieron entrega de una SUV usada, que terminó con problemas mecánicos.

El citado medio agrega que tanto la casa rodante como el vehículo estaban a nombre de la mujer. Según ella, de esta manera evitarían que Bobbitt los pudiera vender.

La pareja se defiende de las críticas argumentando que le entregaron más de la mitad del monto recaudado al indigente, y que retendrán el resto hasta que consiga un empleo y se aleje definitivamente de las drogas.

Incluso, acusaron al hombre de haberles robado y empeñado algunas de sus cosas para así satisfacer sus vicios.

El hombre está asiendo asesorado por dos abogados quienes buscarán determinar si efectivamente Kate y Marcos administraron mal el dinero reunido. Desde GoFundMe también indicaron que están investigando el caso.

Mientras la situación se resuelve en tribunales, la cadena CNNaseveró que Bobbitt volvió a vivir nuevamente a las calles, y que no está recibiendo ningún tratamiento para su adicción a las drogas.